jueves, 11 de octubre de 2007

La Leche y el Cáncer

Atención, lo que voy a publicar aquí es un extracción de una investigación con búsqueda tanto por la red virtual como por contactos directos reales: La leche puede producir Cáncer de Mama y Próstata.
Si mis estimados amigos, todos los productos lácteos (vaca, cabra y oveja)deberían ser suprimidos inmediatamente de la dieta de todo el mundo. Incluidos todos los alimentos que contienen algo de leche: Sopas, galletas, pasteles, margarinas, helados, chocolates, mayonesa, espaguetis, queso, etc.

Esta teoría es polémica, pero cada uno debería leer e informarse (dejar de ser ignorante) y decidir por sí mismo.

Esta afirmación de frentón choca con mi esquema alimenticio!? ya que consumo mucho yogurt, leche y quesos. Fue difícil para mi, como lo podría ser para cualquiera de uds., el aceptar que una sustancia tan "natural" como la leche, pueda tener implicaciones tan tremendas para la salud.

La idea es plantear una discusión, cuestionarnos, recibir comentarios y por sobre todo poner una señal de alerta. Yo me espanté una mañana cuando estaba tomando leche y un colega me dice "sigues consumiendo leche a tu edad?" uf! y porqué? "que tuviera cuidado ya que la leche tenía mucho que ver con el cáncer"... horror, no le creí pero me puse a investigar.. y después de haber pasado unos días con una amiga a quién le tuvieron que hacer una mastectomía (supresión quirúrgica de la mama), pues tiene cáncer de mama... quedé muy preocupada...

Aquí el testimonio de la polémica:
La Prof. Jane Plant, PhD, CBE, autora del libro "Your life in your hands", fue diagnosticada de cáncer de mama hace 13 años. Tenia 42 años y era una bioquímica con éxito (es ahora Jefe científico del British Geological Survey) y pensaba que llevaba una vida sana. No tenía un historial familiar de cáncer de mama. Ella descubrió que sólo 5 a 10% de los cánceres de mama son resultados de genes heredados, y la enfermedad no siempre se manifiesta, aún en aquellas que llevan el gen mutado. Resultado de su CA de mama le hicieron una mastectomía y le irradiaron los ovarios (para provocar la menopausia y suprimir los estrógenos). En su libro relata su propia experiencia y explica cómo llegó a la idea que ha salvado su vida. 'A raíz de un viaje de mi marido a China -cuenta en su obra- empecé a pensar en que mi enfermedad era virtualmente inexistente en dicho país. De hecho sólo una de cada 10.000 mujeres muere de cáncer de mama en China mientras que sólo en el Reino Unido las cifras oficiales hablan de una de cada 12.Entonces mi marido -quien también es científico- y yo misma, empezamos a investigar sobre la forma de vida y alimentación de los orientales hasta que llegamos a la idea que me salvó la vida: las mujeres chinas no enfermaban de cáncer de mama ni los hombres desarrollaban tumores prostáticos porque son incapaces de tolerar la leche y, por tanto, no la toman. Es más, supimos que los chinos son incapaces de comprender la preocupación occidental por tomar leche de vaca. Ellos nunca la utilizan ¡y menos para amamantar a sus bebés! Y si te paras a pensarlo no puede ser una simple casualidad que más del 70% de la población mundial haya sido incapaz de digerir la lactosa. Hoy lo que creo es que la naturaleza intenta avisarnos a tiempo de que estamos comiendo un alimento equivocado'.

Factores de Riesgo:
- Aumento de la edad
- Temprana Menarca (1ª regla antes de la edad habitual)
- Menopausia tardía
- Historial familiar de Cáncer de Mama

Todos estos factores están fuera de nuestro control. Pero hay otros factores controlables fácilmente que se traducen en simples cambios alimenticios en nuestra dieta.

Recomendaciones nutricionales:
- Alimentación en base a Leche de Soya
- Té de hierbas
- Semillas de sésamo, tofú, nueces
- Mucha fruta y verduras frescas orgánicas (ensaladas, zumos o ligeramente al vapor)
- Pescado, huevos orgánicos
- Carne magra (no ternera picada, que puede ser vaca lechera)
- Beber agua filtrada
- No consumir alimentos envueltos, empaquetados en plástico (pthalates, producto químico nocivo, sale del plástico y penetra en los alimentos)

Datos científicos:
"No es que la leche de vaca sea un alimento malo. Es un gran alimento, pero para terneros. No está destinado por la naturaleza para ser consumido por ninguna otra especie que no sea un ternero".

"La leche materna como la leche de vaca, contiene productos químicos destinados a jugar un papel importante en el desarrollo del bebé. Uno de estos productos -insulina factor de crecimiento: IGF-1- hace que las células se dividan y se reproduzcan. IGF-1 es biológicamente activo en humanos, sobre todo en la pubertad, cuando el crecimiento es rápido. En chicas jóvenes, estimula el tejido de la mama para que crezca y mientras sus niveles son altos durante el embarazo, las hormonas prolactinas y estrógenos son también activas, ensanchando los tejidos de la mama y aumentando los conductos de la leche preparándola para amamantar. Aunque la concentración y secreción de estas hormonas en la sangre son bajas, ejercen un efecto poderoso sobre el cuerpo. Todas estas hormonas están presentes en la leche de vaca. La composición del IGF-1 es idéntica ya sea en la leche humana o en la leche de vaca, pero sus niveles son naturalmente más altos en la leche de vaca. También se encuentran en la carne de vaca. Altos niveles de IGF-1 en humanos son considerados un factor de riesgo para el cáncer de mama y la próstata."

Espero sinceramente que esta información les sirva. Un abrazo,
Diana

Más info aquí:

3 comentarios:

Carmen Gloria dijo...

Diana, había leido de esto antes y quedé muy preocupada, no por mí ya que consumo tarde mal o nunca productos lacteos, pero si por mi hija, ella tiene 6 años y es "adicta a la leche", es la base de su alimentación diaria, me he propuesto eliminarla pero debe ser en forma paulatina.
Como ves este reportaje me hace sentido asi que manos a la obra.

Diana Arancibia dijo...

Es fuerte dejar la leche, hoy mismo en la mañana pasé a una tienda Castaño a comprar mi desayuno y cuando pretendía sacar un yogurt... me acordé de lo que escribí y lo que me prometí... y como por un segundo hasta me dió asco la leche... asi como que se me cortó la leche... mala leche... no? Creo que el cambio debe ser paulatino e informado.
Me alegro de que esta nota sirva.
Un abrazo,
Diana

Paradojas dijo...

Por lo que yo, afectada de cáncer de mama, voy aprendiendo hasta ahora, la soja es estrogénica y por tanto un factor más de aparición de cáncer de mama. Creo que lo incorporas como posible sustituto de la leche y podría de ser cierto, inducir a confusión entre potenciales afectados de cáncer de mama como yo. En la actualidad tomo leche de avena, o arroz y siembre "bio". Yo investigaré un poco más y pondré una entrada al respecto, de ser posible con estudios clínicos que lo confirmen.